facebook twitter youtube Contacto Inicio

Presentación

A inicios de la década del año 2000, el Poder Judicial se propuso desarrollar políticas que contribuyan a mejorar el acceso a la justicia en un contexto de diversidad cultural y para alcanzar ese objetivo se creó en el año 2004 la Oficina Nacional de la Justicia de Paz (ONAJUP) y, tres años después, en el 2007, se incorporaron las Oficinas Distritales de Apoyo a la Justicia de Paz (ODAJUP) en las sedes de las Cortes Superiores de Justicia de los diferentes distritos judiciales del país. Originalmente la ONAJUP se orientó a fortalecer la justicia de paz por tratarse de la instancia básica en la arquitectura jurisdiccional del Poder Judicial, con una cobertura nacional especialmente en las zonas rurales y periféricas de las ciudades. A partir del año 2010 la ONAJUP amplió su ámbito de acción y atención, sobre los ciudadanos de comunidades campesinas, comunidades nativas y rondas campesinas, así como sobre las autoridades de la jurisdicción especial.


Ello se consolidó a través de la aprobación de la Hoja de Ruta de la Justicia Intercultural del año 2012, mediante Resolución Administrativa N° 499-2012-P-PJ, documento que le otorgó una serie de funciones y competencias que hasta ese momento no tenía, y que están vinculados a la construcción de un sistema de justicia intercultural, y que involucraban como beneficiario a un sector del tejido social históricamente relegado como es aquel formado por las comunidades y rondas campesinas de las zonas rurales del país.


La asignación de nuevas tareas a la ONAJUP fue reconocida en el Reglamento de Organización y Funciones (ROF) del Consejo Ejecutivo del año 2012 (el ROF del Consejo Ejecutivo fue modificado por la Resolución Administrativa N° 110-2016-CE-PJ manteniendo la misma denominación, funciones y competencias establecidas para la ONAJUP en el año 2012). Desde esa fecha la denominación de la ONAJUP es “Oficina Nacional de Justicia de Paz y Justicia Indígena”, y como consecuencia de ello, se le asignan tanto las funciones de formulación, planificación, gestión, ejecución y evaluación de las actividades que ejecuta el Poder Judicial para el desarrollo y fortalecimiento de la justicia de paz en el país, así como las funciones de diseñar, promover, impulsar y sistematizar las acciones de coordinación entre la jurisdicción ordinaria, la justicia de paz y la jurisdicción especial acorde con lo establecido por el artículo 149° de la Constitución Política del Estado.


Dirección


Actualmente, el Consejero Responsable de la Justicia de Paz y Justicia Intercultural en el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial es el Doctor Vicente Paul Espinoza Santillán y la jefatura de la ONAJUP está a cargo del Doctor Ricardo Hobispo Granados.