HABLANDO DE ORALIDAD: LA ORALIDAD Y LA VIRTUALIDAD EN LOS PROCESOS CIVILES

NOTA DE PRENSA N° 094-2023-ETII ORALIDAD CIVIL
  • El juez supremo Ramiro Bustamante entrevistó al Dr. Adrián Simons Pino, especialista en Derecho Procesal.
  • El jurista explicó las ventajes y desventajas de la realización de las audiencias virtuales en los procesos civiles.

El Dr. Ramiro Bustamante Zegarra, presidente del Equipo Técnico Institucional de Implementación de la Oralidad Civil, entrevistó en el programa “Hablando de Oralidad”, al Dr. Adrián Simons Pino, especialista en Derecho Procesal y socio fundador de Simons & De Noriega Abogados.


El jurista abordó el tema de la aplicación de la virtualidad en los procesos civiles, sus ventajas y desventajas; asimismo, compartió algunas experiencias e investigaciones internacionales que muestran los desafíos que enfrentan, principalmente, las audiencias virtuales.


“Tras la pandemia, inicialmente la reacción fue buena y el sistema de justicia siguió brindando sus servicios a los justiciables a través de la virtualidad, pero acabada la pandemia […] el tema es qué hacer en el futuro y ver cómo la utilizamos, porque ha llegado para quedarse, pero en qué términos”, comentó.


El especialista sostuvo que la virtualidad permite un mayor acceso a la justicia de todos los peruanos; sin embargo, el reto de la virtualidad —sostuvo— es el desarrollo eficiente y correcto de las audiencias (preliminar y de juzgamiento), a fin de no afectar el principio de inmediación.


En ese sentido, el Dr. Simons citó el caso de Chile, donde el Tribunal Constitucional señaló algunos problemas que pueden presentarse en las audiencias virtuales, en relación a la integridad de la prueba; y cómo se capta cognitivamente la prueba por parte del juez o los magistrados de una sala.


“Por ejemplo, cuando hay una declaración de un testigo o de un perito, se dificulta el contrainterrogatorio. En esa misma situación, él [testigo] está frente a una pantalla, pero los magistrados no pueden ver qué hay en esa pantalla; puede haber multiplicidad de ventanas abiertas, donde se pueden estar dirigiendo las respuestas o dando información que le resta espontaneidad y le resta también la verificación de fiabilidad del testigo o del perito”, describió.


En ese contexto, el abogado expuso algunas investigaciones empíricas, realizadas en EE. UU., que mostraban que las audiencias por videoconferencia podrían afectar la calidad de la decisión. Algunos hallazgos específicos señalaban que se podría ver afectada la calidad de la representación de la defensa, por ejemplo, por problemas de conectividad. Asimismo, las investigaciones también exhibían riesgos en el nivel de captación de las partes, por la ahora denominada “fatiga del zoom”.


No obstante, Simons Pino señaló que la virtualidad presenta muchas ventajas, como el ahorro en costos, el acceso rápido a la justicia y la desconcentración de la carga procesal. En ese contexto, específicamente sobre las audiencias virtuales, el especialista manifestó que su posición es que la regla debe ser la presencialidad y la excepción la virtualidad. 


De otro lado, destacó el proceso de implementación de la oralidad impulsada por el Poder Judicial, al sostener que se aprecia la “continuidad de una política jurisdiccional” de implementar un sistema de justicia eficiente como la oralidad en los procesos civiles, la cual es necesaria —enfatizó— para la “humanización de la justicia”.


Finalmente, invocó a las facultades de Derecho del país a realizar investigaciones que proporcionen data estadística a la justicia, la cual permita establecer estrategias para la mejora del sistema en sus diversos aspectos.


Lima, 14 de noviembre de 2023